Sábado, 25 de Octubre de 2014

Sábado, 25 de Octubre de 2014


Política

Vacío legal

Cada vez son más las agencias de viajes online, pero todavía no existe un marco legal que las regule en el país y en el mundo.

La tecnología avanza y como siempre las leyes tardan en aggiornarse. Es por tal motivo que actualmente las agencias de viaje tradicionales se ven afectadas con la aparición de nuevos competidores en el mundo virtual de internet, los cuales aún no han podido ser debidamente regulados, tanto en nuestro país como en el resto del mundo.
Por supuesto que existen agencias de viajes totalmente en regla a pesar de tener una existencia sólo en la red aceptadas y reconocidas por el Ministerio de Turismo, debido a que tienen la misma figura legal que las agencias de viajes convencionales, es decir que cumplen con todas las normativas del mercado de estas últimas.   

Un poco de historia
La ley que regula el negocio de las agencias de viajes data del año 1970 y aunque tuvo modificaciones básicas, aún no es compatible con la realidad actual. En el año 2000, cuando se comenzó a vislumbrar esta problemática, se sancionó la resolución 257/00, que abrió el panorama y estableció que todo aquel que realizará actividades turísticas a través de medios informáticos debería acreditar fehacientemente su carácter de operador responsable a través de nombre y número de legajo.
Si bien esta nueva reglamentación fue útil, sirvió hasta cierto punto, ya que de todas maneras fueron avanzando, en paralelo al crecimiento del turismo, las agencias virtuales no inscriptas.
En este sentido, el 6 de mayo de 2008, la entonces Secretaría de Turismo de la Nación (SECTUR) dictó la resolución 317/08, la cual establece: “Que toda empresa y/o persona que ofrezca servicios turísticos para su comercialización a terceros, debe inscribirse en el Registro de Agentes de Viajes…” y “…que a fin de evitar la contratación a través de Internet con empresas de viajes que no se encuentran inscriptas en el Registro de Agentes de Viajes que lleva la Secretaría de Turismo de la Nación…”,  para ello propone: “... proteger firmemente y de manera eficaz los derechos de los turistas tal como surge de la Ley Nacional de Turismo (25.997), se hace necesaria la creación y el uso de un dominio de segundo nivel específico para la actividad turística”. De allí surge el convenio de cooperación entre la SECTUR y el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, organismo del cual dependen los dominios .ar., y así nacen las .tur.ar.  

Cómo combatirlas
Mensajero Turístico dialogó en exclusiva con fuentes de Ministerio de Turismo de la Nación para consultarles acerca de la problemática planteada y los mecanismos utilizados para erradicar la misma.
A raíz de esto nos enteramos que desde la Dirección Nacional de Gestión de Calidad Turística del MINTUR se está llevando a cabo, desde el año 2008, un proceso a través del cual se busca paliar la situación hasta que se encuentre una solución definitiva que deje atrás el vacío legal que existe actualmente.
En este sentido, se sabe que las Punto.com son un fenómeno global muy difícil de combatir por la complejidad que implica identificar su residencia así como a sus representantes.
La finalidad de las .tur.ar es en parte combatir los “grises” de la falta de reglamentación, generando por un lado, confianza en los usuarios, quienes contarán con la tranquilidad del respaldo que sustenta a las agencias inscriptas en el Registro de Agentes de Viajes, y por el otro, dar un valor agregado a quienes cumplen con la normativa.   

Una postura llamativa
“No conozco agencias online irregulares, al menos que estén radicadas en Argentina”, afirmó Walter Rodríguez, secretario de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAVyT) y siguió: “las Punto com son un fenómeno mundial que nadie hasta ahora ha podido resolver y tampoco es un problema solamente del turismo, sino que también afecta a todos los rubros”.
Cuando se le consultó sobre la existencia de algunas agencias virtuales que están radicadas en el exterior, pero que trabajan en el mercado argentino expresó: “Es así, esas empresas no tributan impuestos en el lugar donde vos les comprás, sino en el país en donde ellas están radicadas. Este es un fenómeno de la globalización que hasta ahora nadie le encontró la vuelta y que afecta muchísimo a un montón de  países”.  
Además, manifestó: “Lo que nosotros chequeamos es que todas las páginas webs, al menos las punto.com.ar estén registradas y si hay alguna que no lo esté hacemos la denuncia ante el MINTUR”.
Con respecto a una posible solución del problema opinó: “No le encuentro la vuelta. No hay manera de regularlo, porque vos no podés impedirle a la gente que compre por Internet, porque esto es un fenómeno global”, señaló el dirigente.  

¿Competencia desleal?

La falta de reglamentación de las denominadas agencias virtuales, las convierten a estas últimas como el principal enemigo de las agencias tradicionales, generando una competencia desleal para quienes cumplen con todas las reglamentaciones que se les imponen. Al respecto, Daniel Manfredi, ex presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (AVIABUE) comentó: “Hay un vacío en la norma. En Argentina es Cancillería quien maneja los registros de Internet de las Punto com.ar, pero hay un montón de empresas que utilizan las punto com y sobre eso no hay control”.
El titular de Rumbo Viajes agregó: “Nosotros, las agencias radicadas en Argentina tenemos que contar con un montón de requisitos que ellas no tienen” y siguió: “Pero no pueden regularlas, no tienen capacidad para hacerlo. Lo hacen solamente con aquellas que quieren ser reguladas, las que no quieren, no se regulan”.
Con respecto a la competencia desleal, el empresario expresó: “Es tan finita la línea divisoria, que por ahí nos arriesgamos decir que hay una competencia desleal; y nosotros estamos compitiendo de alguna manera con empresas que quizás en su lugar de origen se apeguen a sus normas, y paguen sus impuestos, pero son diferentes a nosotros y no están sujetos a ninguna normativa argentina”.

Dos puntos fundamentales
La aparición de estos nuevos actores virtuales que no están regulados generan dos problemas muy importantes, con dos tipos de perjudicados. Los turistas y los agentes de viajes, sin importar su nacionalidad. los turistas porque compran de buena fe servicios turisticos, con la enorme posibilidad de ser estafados sin poder reclamar ante nadie ni ante nada. Los agentes de viajes, que cumplen con la normativa y tributan como corresponde también se pueden ver perjudicados por la falta de control que iguale sus condiciones frente al fisco y las normativas internacionales.
Una vez más la única manera de enfrentar el vacío legal que generan las punto com debería surgir del autocontrol de los propios interesados y la promoción que ellos mismos generen para dar confianza de sus servicios.

El no de Despegar
Realizando este informe, Mensajero Turístico quiso hablar con Guido Glikin, gerente General de Despegar.com para consultarle acerca del crecimiento de las punto.com en el mercado turístico a fin de captar la visión de una empresa que a pesar de tener oficinas establecidas su principal canal de comercialización es a través de la web. La respuesta fue una negativa absoluta. 

Según los GDS
Matías Duek, Country Manager de Sabre para Argentina, Paraguay y Uruguay afirmó: “Nosotros con ese tipo de agencias sin dudas que no trabajamos, lo hacemos con agencias que están constituidas, no sólo como empresas, sino como agencias de viajes. De hecho, un tema principal para nosotros es que tengan permiso del Ministerio de Turismo para actuar”.
Por su parte, Alejandro Papayannis, presidente de ETDI comentó: “Cuando alguien se contacta con nosotros para adquirir algunos de nuestros servicios y dice que es agencia de viajes lo primero que hacemos es verificar en la web del MINTUR y si no están registradas no les brindamos ningún tipo de servicio, ni de información, que se le parezca”.