Miércoles, 28 de Junio de 2017

Miércoles, 28 de Junio de 2017


El País

Sin pista ni turistas

El anuncio de obras en el aeropuerto de Mendoza implicaría su cierre entre uno y tres meses. Se hacen gestiones para coordinar el mejor momento del año que no comprometa la actividad turística.    

El Plumerillo podría ser el protagonista de un posible conflicto para el sector ya que cuando las obras estén en marcha el aeropuerto podría cerrar entre uno y tres meses, ocasionando más de un dolor de cabeza. 

Si bien la fecha de inicio no está confirmada, trascendió que septiembre sería el mes elegido para comenzar; el problema principal es que para esa fecha, Mendoza  tiene tres congresos programados por lo que desde los sectores comprometidos con los diversos servicios turísticos, están pidiendo que las obras se retrasen y se efectúen entre los meses de abril y mayo, cuando la provincia se encuentra en plena temporada baja. Otro de los enojos del sector tiene que ver con la casi nula precisión a la hora de indicar la fecha exacta del comienzo. 

Al respecto, el Presidente de  Mendoza Bureau, Pablo Arroyo, afirmó en Diario UNO que: “Esto depende a nivel nacional de Aeropuertos Argentina 2000 y hasta ahora no hay nadie a nivel nacional o provincial que nos diga algo en concreto”.
Para Arroyo el momento ideal para cerrar el aeropuerto sería luego de Semana Santa ya que de esa forma no afectaría a los congresos ni al inicio de la temporada alta. 

“Realmente esto nos preocupa mucho porque hay que explicarle a las personas que van a venir que tiene que hacer varios kilómetros más por una ruta que no está en condiciones. Por eso hay que buscar la época más conveniente y todos los requerimientos para que se produzca el menor daño posible”, declaró. 

Sorpresa

Aunque parezca increíble, el sector empresario no estaba enterado de la planificación de este proyecto, por lo que la noticia los tomó por sorpresa y en ese instante no duraron en poner el grito en el cielo. 

“Independientemente de lo que se haga, la falta de planificación y de aviso, y el no consensuar una fecha con los privados son un problema. Es inexplicable, ya que más allá de que la obra puede tener beneficios para Mendoza no se puede entender cómo llegamos a este punto”, disparó Arroyo.

La Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga), junto a otras cámaras relacionadas al turismo y el comercio, solicitaron una reunión urgente con el gobernador Alfredo Cornejo para definir en forma conjunta la fecha en la que se realizarán las obras de refacción en el Aeropuerto Internacional Gobernador Francisco Gabrielli.

El presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza, Edmundo Day, declaró en este medio que días atrás se reunieron varias cámaras con la Presidente del Ente Mendoza Turismo, Gabriela Testa y con autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). En esta reunión pudieron expresar su descontento por la desinformación que hubo ya que si bien la obra se había planificado en el 2013, nunca fueron notificados sobre las mismas. 

“Desde la ANAC entendieron nuestro reclamo y se comprometieron a analizar nuestra propuesta de cambiar la fecha de inicio de las obras. Lo que van a verificar es si no corren un riesgo por cambiar la fecha de las obras y si las condiciones climáticas los pueden favorecer o no”, arremetió Day y agregó: “el pedido se hace debido a que la baja temporada se da hasta el 10 de julio y tenemos un solo fin de semana largo hasta esa fecha, por lo que tener un aeropuerto cerrado implicaría tener una temporada baja mucho más larga, lo cual significará una gran pérdida para el sector”. 

Por otra parte hizo hincapié en que desde ANAC se disculparon por la falta de comunicación que hubo con la gestión anterior y que estarán evaluando esta situación; mientras tanto deberán esperar hasta el miércoles que viene para saber si las obras cambian su fecha de inicio. 

Por otro lado, en una conferencia de prensa, el jefe de operaciones de El Plumerillo y máxima autoridad local de la ANAC,  no aseguró que el aeropuerto quede operativo durante las obras. 

Muchos aseguran que hay que arreglar toda la pista, sobre todo  los extremos de cada loza que la componen y esto implica un riesgo muy grande  para que operen avuiones mientras se trabaja porque cualquier material de escombro que quede por allí puede terminar en una turbina, romper los motores de una aeronave y hasta provocar un accidente.

Por su parte, el titular de AMAVYT (Asociación Mendocina de Agencias de Viajes y Turismo), Javier Agrelo, aseguró que aún no saben quién es el encargado de poner una fecha para el incio de las obras, por lo que hace generar una incertidumbre a la hora de realizar sus ventas, aunque aseguró que lo que tienen vendido no se modificará y se adpatarán al aeropuerto designado. 

En otro plano, y pese a no tener un comunicado oficial, desde el Ministerio de Transporte informaron que aún no tienen nada definido y que es muy probable que el aeropuerto no cierre al momento de efectuar las obras. 

El proyecto en cuestión

La inversión total es de 300 millones de pesos. En una primera etapa se intervinieron 500 metros cuadrados que comprenden las obras realizadas en el hall de check in, el nuevo sistema de manejo de equipaje, las oficinas y sanitarios del back office de líneas aéreas e instalaciones para personal. En una segunda instancia se arreglarán la pista de aterrizaje y los circuitos adyacentes.

Por otro lado se hará foco en modernizar las instalaciones ya existentes, aumentar la función operativa de la terminal y del estacionamiento.  También se van a colocar dos nuevas pasarelas telescópicas para embarque y desembarque. El problema radica en la importancia del aeropuerto y sus vuelos diarios que traen viajeros de todo el mundo. Actualmente el Aeropuerto de El Plumerillo recibe 21 vuelos diarios de diferentes latitudes. De ellos 12 llegan desde el Aeroparque Jorge Newbery (entre LAN, Austral y Aerolíneas Argentinas), uno desde el Aeropuerto de Ezeiza (Austral), 3 desde Santiago de Chile (LAN), 1 de Córdoba (Austral), 1 de Iguazú – Salta (Austral), 1 que combina Aeroparque y San Juan (LAN), uno de Comodoro Rivadavia y Neuquén (Austral) y uno de Jujuy y Córdoba (Austral).

La reina es la incertidumbre

En su declaración, el titular de Mendoza Bureau enfatizó que entre funcionarios locales y nacionales se están “tirando la pelota”. Y esta actitud se vio en la poca información que hay al respecto del inicio de las obras y de la falta de una palabra oficial que realmente diga lo que va a pasar. Por un lado están los rumores, por los que los empresarios se enteraron de las obras y por otro lado, las palabras extraoficiales de los organismos que tienen que responder ante estas cuestiones. Desde Mensajero Turístico se intentó conversar con las autoridades competentes, pero no hubo respuestas concretas, por lo que todo sigue sin una conclusión.

San Rafael afuera 

Si bien desde el Ministerio de Transporte informaron que es probable que no cierren el Plumerillo, días atrás, El Gobierno Nacional optó por tomar el aeropuerto de San Juan como alternativa para el desembarco de los vuelos del aeropuerto mendocino. 

Según trascendió, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, comunicó la decisión al mercado turístico. Otra opción que estaba circulando era la del aeropuerto de San Rafael, pero dentro del entorno del ministro no lo vieron viable, por lo que quedó descartado ya que no cumple con los requisitos válidos para las frecuencias de vuelos que tiene Plumerillo. 
Si esto realmente se lleva a cabo, faltaría definir quién se haría cargo de los transfers de los pasajeros, quienes de por sí deberán realizar varios kilómetros más hacia la capital mendocina. Esto de todas formas no puso muy contentos a los empresarios porque afirman que el aeropuerto de San Juan no cuenta con la infraestructura necesaria.