Domingo, 30 de Abril de 2017

Domingo, 30 de Abril de 2017


Especial Patagonia

El InFueTur no tuvo respiro

En la última edición de la Feria Internacional de Turismo, Tierra del Fuego presentó una cargada agenda.

El Instituto Fueguino de Turismo brindó presentaciones abiertas al público en torno al “Desafío Ushuaia”, donde los organizadores pudieron presentar el destino y esta peculiar carrera que combina aventura y paisajes inigualables, fomentando el deporte y los hábitos de vida saludables.
De la misma manera, el Festival de Montaña “Ushuaia Shh” invitó a sentir la montaña a partir del cine y en temáticas tan diversas como aventura, expediciones, deportes, medio ambiente, vida social, entre otras.
Luego, fue el turno de presentar las carreras de esquí de fondo Marchablanca y Wordlopett, resaltando la oportunidad de los mercados que son posibles de captar gracias a eventos de esta índole y lograr el posicionamiento de la Patagonia Argentina, y Tierra del Fuego especialmente.
Seguidamente se llevó a cabo una caracterización de la pesca deportiva en Tierra del Fuego y se presentó la Fiesta Nacional de la Trucha, de cara a la próxima temporada de pesca en la provincia más austral del mundo.
Finalmente desde la Dirección Provincial de Museos y Patrimonio Cultural del Gobierno, se presentó “Tierra del Fuego como un destino turístico, histórico y cultural”, haciendo un recorrido por algunas etapas de la historia fueguina hasta la actualidad.
También hubo tiempo para presentar “Raíces de Tierra del Fuego”, performance que recreó el “Espíritu de la Provincia” a través de una ceremonia selknam, pueblo indígena que habitaba el norte y centro de la isla Grande de Tierra del Fuego.
Sobre la asistencia de la provincia, Luis Castelli, presidente del Instituto Fueguino de Turismo, aseguró: “La gobernadora Bertone nos pidió desde el primer día que participemos activamente de todos los eventos de promoción, y este año tuvimos un espacio central en la Feria más importante del turismo en nuestro continente.
Además, Castelli concluyó: “Tenemos la particularidad de ser el Fin del Mundo, y eso genera una expectativa importante en cuanto a las experiencias que puedan vivir en un lugar que combina vida urbana con naturaleza."