Miércoles, 26 de Julio de 2017

Miércoles, 26 de Julio de 2017


Reportaje

"Cuba es mucho más que sol y playa"

Niurka Martínez Perugorría, consejera de Turismo de la Embajada de Cuba.

Luego de dos años de haber llegado a la Argentina, la consejera de Turismo de la Embajada de Cuba para el Cono Sur nos cuenta cómo ha sido el desafío de recuperar los pasajeros perdidos en el 2014 y agradece el apoyo de operadores y agentes de viajes en esa tarea.

¿Las tareas de la Oficina de Turismo implican acciones en qué mercados?
Atendemos no sólo a la Argentina sino también al resto de los mercados del Cono Sur. Léase Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile y Perú. 
Ahora en este período vacacional nos encontramos organizando las prioridades de trabajo para este año, cerrando las estadísticas del 2016 y encaminando la ruta a seguir. 

¿Cómo ha sido tu carrera profesional? 
La llegada a la Argentina obedece a una larga experiencia de trabajo en el Ministerio de Turismo de Cuba adonde entré en los años 90. Me gradué como Licenciada en Economía en la Universidad de La Habana, después hice una Maestría en Economía de Empresas y, por un llamado del Ministerio, estudié luego la Licenciatura en Turismo en la Universidad de La Habana, ya teniendo otro grado universitario. Por lo tanto soy graduada de ambas ramas, y una está aparejada con la otra, porque el turismo se relaciona mucho con toda la parte de Economía.
Comencé mis tareas en los hoteles Cubanacan en donde estuve alrededor de cinco años. Me traslado luego a la parte extra hotelera para tener noción de este complemento de la hotelería, y estuve trabajando en esta área por seis años. 
A posteriori trabajé en el área comercial del Ministerio de Turismo. Allí tuve el desempeño que me permitió fortalecer los conocimientos de esta actividad relacionando lo hotelero con lo extra hotelero.
Antes de venir para acá el Gobierno de mi país invita a algunos integrantes de los organismos públicos a realizar una especialización y durante un año estuve haciendo un Posgrado en Dirección y Gestión Empresarial. Eso me permitió apoyar desde mi tareas el desarrollo del futuro económico que se proyecta para Cuba. 
Todos los fines de semana hacíamos un intercambio entre todos los ministerios y a tenor de los lineamientos de la política del Partido que se implementaron en el país teníamos una actualización de los mismos, sobre todo en mi caso, en el tema Turismo.  

¿Estudiabas al mismo tiempo que desarrollabas tus funciones en el Ministerio?
Sí, es que la mujer cubana maneja muy bien esa duplicidad de actividades desde hace muchos años pero también va aparejado de un esfuerzo inmenso porque una también tiene familia, un hogar e hijos y todo eso se logra porque uno cuenta con el apoyo de los propios compañeros de trabajo y de la familia.  
Después de todo eso llego a la Argentina a inicios del 2014 con una barrera bien alta que había dejado mi predecesor, Luis Felipe Aguilera, porque reconozco que su labor había sido muy buena. Lamentablemente en el 2014 los argentinos sufrían el 35% de anticipo del Impuesto a las Ganancias y no fue la mejor época para comenzar, pero fue toda una experiencia. 
Teníamos que poner a riesgo y sobre todo lanzarnos a un momento único, que como en mi caso nunca había vivido, pasamos un 2014 que nos dejó muchas lecciones pero que me permitió conocer Argentina por dentro y por fuera. 

¿Cómo se revirtió eso?
Argentina tenía ese eslabón débil que no afectó sólo al turismo hacia Cuba sino a todos los mercados extranjeros. ¿Qué hicimos entonces? direccionamos el trabajo al resto de los mercados de la región. Logramos un crecimiento a nivel Cono Sur sustentado en las acciones que encaramos en el resto de los países. Esto hizo que el fuerte impacto de la disminución de emisión de la Argentina hacia Cuba logre un equilibrio gracias al crecimiento de los otros mercados que hasta entonces no tenían grandes dificultades como fueron Chile y Perú, y un Uruguay que acompañó. 

¿Eso tuvo que ver también con las mejoras en las conexiones aéreas? 
Ese es el punto vulnerable de cualquier destino, no sólo de Cuba. Afianzamos también el trabajo para el 2015 en Argentina conociendo bien las interioridades para contrarrestar los efectos negativos que habíamos tenido, como la disminución de vuelos de Cubana de Aviación, que en etapas anteriores había llegado a tener seis vuelos semanales y que nos encontramos con uno.  
Nos dedicamos a identificar la oferta a través del resto de las aerolíneas, sin dejar de lado a nuestra aerolínea de bandera. Con todas las compañías que conectan con Cuba. Y nos dio muy buenos resultados, de hecho hemos tenido un crecimiento de más de un 12% al terminar el 2016 con 94700 pasajeros. Superando las cifras de emisión del 2012, que fue el boom de Cuba. 
Fue un trabajo muy duro que nos llevó a más de 19 provincias argentinas en el 2016, casi sin hacer tareas de oficina, aumentamos las presentaciones, nos asociamos muy fuerte al Pool Copa Vacaciones que están apostando muy bien al destino Cuba, y que también vino aparejado con el trabajo de Copa Airlines de diversificar la oferta dentro del territorio cubano, porque además de las vuelos que tienen hoy a La Habana y Varadero abrieron otros destinos con Santa Clara y dos vuelos a Holguín. Todo muy bien vendidos. 
La adversidad puso en marcha a la creatividad con resultados más que óptimos. 

¿Qué significa el Turismo para Cuba?
El Turismo es el sector más dinámico de la economía cubana, ratificado al término del 2016, con cifras récords en la llegada de visitantes internacionales, los que superaron los 4 millones. 
El incremento de arribos de turistas estuvo en el 13%, muy parejo con el 12% que tuvo el mercado argentino. 
En cuanto a los ingresos por turismo en la isla, aún cuando no se han terminado de cerrar las cifras definitivas, estarán alrededor de los 3 mil millones de euros.
Por eso mismo es que la industria del Ocio es la que ha demostrado el mejor desempeño y de mayor impacto positivo en el país. 

¿Qué motivó ese crecimiento?
Mucho tuvo que ver la incorporación de vuelos y el restablecimiento de las conexiones aéreas, después de 50 años con los Estados Unidos, pero no la normalización porque a veces se confunde con la liberalización total de los viajes de los norteamericanos dado que todavía hay restricciones impuestas por el Bloqueo. 
Pero esos vuelos directos contribuyeron significativamente a ese incremento de la llegada de turistas. 

¿Cómo inciden las llegadas de los cruceros?
Se consolidaron muy fuertemente. Iniciaron recorridos hacia La Habana y otros puntos del país el MSC Armonía, Adonia, Europa II, Odissey, Artemia, Saga Sapphire, Hamburg, Saga Pearl II, y se reincorporaron el Panorama II, Ocean Dream, MSC Opera, Sea Cloud, Star Flyer, y el Celestial Cystal, entre otros.   
Eso nos marca el considerable aumento de las operaciones de crucero, y lo más destacable de esto es que no solamente están tomando a La Habana como puerto de destino sino que se han diversificado hacia Cienfuegos, Santiago de Cuba haciendo  que los destinos turísticos se hayan vuelto más competitivos. Esa es una prioridad del Ministerio de Turismo y de las Oficinas de Turismo en el exterior que es el mejorar los servicios y las infraestructuras, que atañen a otras entidades como los aeropuertos en los cuales se está trabajando para brindar una mejor atención a los pasajeros,  las tripulaciones y las aeronaves. 
Actualmente la nación cubana posee 65 mil habitaciones de hotel, y más de 17 mil cuartos en casas particulares como oferta complementaria. Existe un proyecto para edificar, desde el 2016 hasta el 2030, de 108 mil nuevas habitaciones. Es un reto fuerte que está bien diseñado para que no tenga ningún tipo de dificultad de aquí a 14 años. 
De ese programa está previsto que 30 mil habitaciones se construyan con inversión extranjera a través de prestigiosas cadenas hoteleras en aras de elevar los estándares de calidad del producto hotelero cubano y atraer mayor flujo de turistas al archipiélago de Cuba. 
El turismo es el sector que más interés ha generado entre los inversores foráneos para generar negocios. De ahí que la carpeta de oportunidades sea en esa rama la que contemple el mayor número de proyectos dirigidos a impulsar la actividad  hotelera mediante nuevas construcciones o remodelaciones de instalaciones ya existentes, así como de infraestructuras complementarias.    
Es un reto para nosotros, como representantes del Ministerio de Turismo, superar el resultado alcanzado durante el 2016. 

¿Ya se anunció fecha y sede de FITCuba?
Claro, del 3 al 6 de mayo tendrá lugar la Feria Internacional de Turismo de Cuba en la ciudad de Holguín, con Alemania como país invitado. Estará dedicado a los circuitos turísticos que refresquen el producto oriental para diversificar los destinos, porque Cuba no es solamente La Habana. La isla tiene un amplio caudal patrimonial acompañado de la calidez de la gente de Cuba y que el Oriente cubano es muy caribeño. Tenemos un Santiago de Cuba que es nuestra segunda capital, nuestra segunda ciudad en importancia, que es muy parecida y tiene tantos atributos como La Habana, sólo difiere que fue fundada dos años más tarde. 
De ahí el valor de hacer la Feria en Holguín que tiene muy cerca un polo turístico en desarrollo como Camagüey, donde se proyecta un crecimiento de infraestructura muy fuerte en Cayo Sabinal, junto a Jardines del Rey y Jardines de la Reina, en Ciego de Ávila y en Villa Clara. Es un circuito del centro y oriente del país que promete mucho, al que se apuesta mucho con fuertes estrategias en sus aeropuertos internacionales y que va a permitir otro producto novedoso y competitivo en la isla.

¿Por todo ello Copa Vacaciones hizo su convención en Holguín el año pasado?  
Y para acompañar a la línea aérea que muy sabiamente ha identificado la oferta en la isla, logrando un enorme éxito al llevar 250 agentes de viajes a conocer de primera mano el destino, que hace unos días el Ministro de Turismo, Manuel Marrero, ha respaldado al anunciar la realización de FITCuba allí. 
Por eso reitero la invitación a todos los que quieran sumarse del 3 al 6 de mayo próximos.   
Pero no va a ser el único gran evento que tenga sede en la provincia Oriental ya que en septiembre se realizará el TURNAT 2017, el encuentro de Turismo de Naturaleza que se desarrollará en las provincias de Holguín y Guantánamo. Será una buena oportunidad para conocer la hotelería que se está desarrollando en ese extremo de la isla.   

Como Oficina de Turismo de Cuba ¿qué están promocionando especialmente?
Estamos promocionando mucho el resto de las ofertas turísticas, si bien empezamos las presentaciones de nuestra Caravana o una capacitación, diciendo que Cuba es más que Sol y Playa. Es un archipiélago acompañado de muchas bondades turísticas al cual, también, va dirigido desde hace dos años el trabajo del Ministerio de Turismo apostando por diversificar esta oferta de que Cuba es mucho más, ya que Cuba es cultura, es patrimonio, es historia. 
Estamos trabajando fuertemente con Servicios Médicos todo lo que es el Turismo Salud. sabemos que tiene un potencial de desarrollo muy amplio. 

¿Cómo recibió el público consumidor esa oferta diversificada de la isla? 
Muy bien. Se trabaja muy fuerte en la promoción del destino y la campaña nuestra, que este año va a tener un refrescamiento en cuanto a imágenes, ha tenido muy buenas repercusiones y aceptación. 
Hoy el público argentino continúa yendo a Cuba y pernoctando casi 12 días en promedio, porque están combinando productos de sol y playa con ciudad, con eventos culturales, y otras actividades. 
Se trabaja mucho el turismo de estudiantes que ha tenido un crecimiento importante este año. Sobre todo el alojamiento en las casas de familia. 

Se pensó que con la llegada de más turistas procedentes de Estados Unidos se iba a colapsar la planta hotelera de La Habana pero no fue así.
Hoy se están remodelando muchos hoteles con el aporte de la inversión extranjera, pero también ha influido que la gente ha diversificado la elección de los destinos. Por eso La Habana hoy esta más tranquila, menos complicada por el trabajo que hemos hecho de, intencionadamente, llevar al público a otros lugares.    
Con ese fin hemos hecho varios fam tours mostrándoles un Santiago de Cuba, un Trinidad, un Santa Clara, que tienen tantos atributos patrimoniales como la Capital. Pero no hay que quitarle el mérito a La Habana ya que todo el que va al casco histórico se queda maravillado con la restauración que se le ha hecho, rescatando ese enorme patrimonio que tenemos, y no debemos olvidar que el año pasado se eligió a la ciudad capital de Cuba, La Habana, como Ciudad Maravilla de la Humanidad. Y no es casualidad, así como que en el año pasado tuvimos otros eventos de repercusión internacional como el desfile de Chanel, o el recital de los Rolling  Stones, lo que ha generado un boom turístico muy fuerte hacia Cuba.  
También ante las amenazas terroristas en algunos países se destaca la seguridad que hay en Cuba, y eso es un plus para captar más turistas aún.

Después de estos años de estar en Argentina, ¿cómo ha resultado esta experiencia? 
Me he sentido muy a gusto. El argentino tiene una gran empatía hacia Cuba. Hay figuras históricas como el Che Guevara que han intensificado esos lazos entre los pueblos.
Yo agradezco de modo significativo el apoyo con el que he contado de todos los agentes turísticos, me han dado un recibimiento espectacular y me ayudan mucho. Sería una ingrata si no reconociera el apoyo que he tenido en el mercado, pero no solamente de los operadores y los agentes de viajes, sino también de la prensa. No ha habido un evento donde haya estado Cuba al que la prensa no haya respondido estando con nosotros y divulgando información del destino.  
Quisiera reiterar por este medio mi agradecimiento a todos por el acompañamiento que he tenido.