Domingo, 30 de Abril de 2017

Domingo, 30 de Abril de 2017


La Florida

Romance en la Florida

Cada mes de febrero el amor envuelve a las parejas con el festejo de San Valentín, pero hay algunos destinos en el estado del sol en donde el romance vive los doce meses del año.   

Gracias a su clima suave y a la presencia del sol la mayor parte del año no hay mejor lugar que la Florida para encender la llama del amor. Kara Franker, escritora de Viajes y Lifestyle preparó un listado de los 10 lugares más románticos del estado. 
Además del sol los enamorados encontrarán hoteles de lujo, el pescado más fresco para comer, un clima estupendo y kilómetros de playas de blanca arena: 1327 kilómetros de ellas, para ser precisos.

1. Puesta de sol en la playa de St. Pete
La playa de Saint Petersburg es un paraíso para los conocedores de lo que debe ser una buena puesta de sol. Allí abundan los lugares donde sentarse y disfrutar del espectáculo. Para tener una vista que dejará sin habla a los enamorados, bien acompañados de un sabroso cóctel, hay que subir al último piso del restaurante The Hurricane de especialidades marinas en Pass-a-Grille Beach. O sentarse en la arena a escuchar música en vivo mientras el sol se pone en The Paradise Grille.
Dónde hospedarse: El hotel Don CeSar, no sólo se asemeja a un castillo de arena, sino que el entorno hace recordar tanto a un cuento de hadas que los huéspedes se sienten parte de la realeza. No es casual que se lo conozca como el “palacio color rosa”.

2. Escalar el faro de Key Biscayne
No hay nada más romántico que subir por la escalera de caracol de un faro histórico, especialmente cuando el océano les da la bienvenida con una vista impactante tras subir 109 escalones. Construido en 1825, el faro del Bill Baggs Cape Florida State Park brinda visitas gratis de jueves a lunes.
Dónde hospedarse: el hotel The Ritz-Carlton en Key Biscayne está a sólo 11 kilómetros del centro de Miami, pero hay un mundo de diferencia entre ambos lugares. En esta isla se puede disfrutar de un ambiente relajado, una atención excelente y muchas opciones de deliciosos restaurantes frente al mar tales como Dune Oceanfront Burger Lounge y Cantina Beach.

3. Un beso bajo el agua en los cayos
Esta cadena de islas de casi 200 kilómetros de extensión es el hogar de la única barrera de arrecife de coral vivo en Estados Unidos continental, y ofrece una oportunidad sin paralelo para bucear y hacer snorkeling. En John Pennekamp Coral Reef State Park en Cayo Largo se puede hacer snorkel entre bancos de coloridos peces y visitar el Spiegel Grove, un buque hundido de la armada de EE.UU. que tiene un floreciente ecosistema marino propio. Aviso: Las muestras de cariño son permitidas, ¡los peces mantendrán el secreto! 
Dónde hospedarse: el hotel Little Palm Island Resort and Spa es accesible sólo en barco o hidroavión. Techos de paja al estilo de Robinson Crusoe cubren lujosas suites con jacuzzis privados afuera y decks  de madera.

4. Visitar Lover’s Key
Si existe un lugar particularmente diseñado para parejas, ese sin dudas es Lover’s Key State Park cerca de Fort Myers. Es ideal para hacer un picnic. Además es un paraíso de vida salvaje, en sus aguas viven manatíes y delfines.
Dónde hospedarse: A una corta distancia en bote, South Seas Island Resort en la cercana Captiva Island está ubicado en una propiedad de 133 hectáreas frente al mar. Los que quieran disfrutar de privacidad total y lujo al máximo deben reservar una de las villas o casas privadas en la playa.

5. El más romántico parador del país, en Destin
Seleccionado como el hotel #1 entre los más románticos de América del Norte, Henderson Park Inn le hace honor a su reputación. El servicio es inigualable y la vista de la puesta del sol por la costa Esmeralda que se ve desde el muelle es sencillamente espectacular. 
(www.youtube.com/watch?v=13Di7Bu7pP0)

6. Pasear en coche por St. Augustine
Situada en la costa histórica de la Florida, St. Augustine es la ciudad más antigua del país. ¿Qué mejor manera de explorarla que en un coche de caballo? Country Carriages ofrece paseos en coche por las rústicas calles de adoquines de la centenaria ciudad que permiten apreciar su interesante arquitectura.
Dónde hospedarse: Casa Mónica en el corazón del histórico St. Augustine, con sus lujosas habitaciones y arquitectura de influencia española, es un lugar ideal para reavivar el romance.

7. Comer ostras en St. George Island
En esta remota isla se puede disfrutar de la brisa del mar y ver claramente las estrellas sin el resplandor de las luces de la ciudad. Está situada a 20 minutos de Apalachicola, donde se pescan el 90% de las ostras de la Florida que pueden saborearse en Eddy Teach’s.
Dónde hospedarse: Alquilar una casa de playa privada en este aislado tramo de la Florida, también conocido como la costa olvidada, es una gran opción.

8. Explorar los Everglades 
Si para la pareja el romance incluye comunicarse con la naturaleza, entonces la reserva 10.000 Island National Wildlife Refuge es el sitio ideal. Situada entre Marco Island y Everglades City, esta reserva de 14000 hectáreas es el hogar de inmensos bosques de manglares, unas 200 especies de peces y 189 especies de aves, además de una colección de mamíferos que incluye desde nutrias de río hasta delfines nariz de botella.
Dónde hospedarse: en esta isla se ubica el amplio Marco Island Marriott, dueño de una impoluta playa, el resort es famoso por su fiesta Quinn’s on the Beach para celebrar la puesta del sol todas las tardes.

9. Ir de compras por Palm Beach
Con frecuencia llamada el “Rodeo Drive de la costa del este”, la Worth Avenue en Palm Beach está repleta de tiendas de marcas de lujo rodeadas de una frondosa vegetación y un entorno que recuerda Europa. 
Entre sus famosas tiendas están Chanel, Armani, Gucci, Louis Vuitton, Tiffany and Co. y Hermes, por mencionar algunas. 
Dónde hospedarse: El Brazilian Court Hotel, a pocos pasos de las tiendas y la playa, es elegante y tiene una rica historia. Se puede cenar en Café Boulud, que está situado en un romántico jardín del hotel y es propiedad del célebre chef francés Daniel Boulud.

10. Andar a caballo por Amelia Island
En esta inmaculada isla se puede cabalgar al amanecer por los senderos de arena dorada de la playa. Para la cena hay que visitar Salt, un restaurante catalogado 5 Diamantes por la AAA que le rinde tributo a la abundancia de productos frescos del mar.
Dónde hospedarse: Localizado en la misma playa, The Ritz-Carlton Amelia Island ofrece una elegante combinación de encanto sureño y servicio cinco estrellas.


Escapada romántica en Rosemary y Alys Beach

En el área de South Walton, al norte de la Florida, abundan las playas privadas con personalidad propia e incomparable belleza natural. Nada mejor que pasar horas bajo la sombra de una enorme sombrilla en Rosemary Beach, ejercitarse en alguna de las canchas de beach voley o practicar deportes acuáticos. La puesta del sol aquí  es deslumbrante, por eso es ideal incluir una caminata por la playa a la hora del crepúsculo. El tranquilo entorno de la playa transmite una increíble serenidad, y el centelleo del agua y el ámbar de la luz del sol crean un telón de fondo perfecto para un paseo romántico en pareja. 

De a dos en Alys Beach 
Para divertirse mientras se hacen ejercicios y se explora el área, alquilar una bicicleta en Alys Beach Bike Shop es una buena idea. 
Alys Beach está a sólo 1,6 kilómetros de Rosemary Beach, lo que resulta un paseo corto en bicicleta por un pintoresco barrio con una arquitectura moderna e impactante.
También a pie las vistas que ofrece esta playa son sublimes. Los blanquísimos edificios, el verde de los jardines impecablemente mantenidos y las frondosas palmeras se combinan para crear una comunidad tan singular que parece que uno no se encuentra en la Florida.
Con excelentes restaurantes en el área la elección no será fácil. Algunos de los recomendados son: Havana Beach Grille at The Pearl, para disfrutar de un delicioso desayuno/almuerzo o una cena con una espectacular vista del mar o Caliza Restaurant en Alys Beach con mesas sobre una preciosa piscina, con un menú que incluye platos artesanales preparados con ingredientes en temporada de fuentes locales.