Miércoles, 29 de Marzo de 2017

Miércoles, 29 de Marzo de 2017


Reportaje

“Las mujeres estamos creciendo, ocupando los puestos que tenemos ganas de ocupar”

Lucía Wnorowsky, gerente Comercial, y Jennifer Barnfather, gerente de Marketing, de AMResorts nos cuentan cómo es trabajar entre mujeres en un mundo de hombres y porqué ambas se enamoraron de la cadena hotelera que representan.  

Como parte del mes de la mujer Mensajero Turístico vuelve a hacer sus tapas del mes de marzo con mujeres que trabajan por y para el desarrollo del turismo. Por eso mismo las convocamos en esta ocasión y queremos que se presenten. 
-Yo soy Jennifer Barnfather, y soy la gerente de Marketing y trabajo en AMResorts desde hace 4 años y medio. Mi transición a la hotelería viene más desde el lado de la creatividad, ya que mi formación es publicitaria, y me acerco a la cadena para asesorarlos en innovación en la comunicación y redes sociales. En ese momento descubrí una empresa hotelera que me enamoró, por lo que me dije que tenía que seguir estando desde adentro y no desde afuera.
Pude dedicarme no sólo a la creatividad sino a todos los acuerdos de marketing y las capacitaciones y para eso necesitaba una mano derecha y es ahí cuando aparece Lucía (Wnorowsky) para complementarnos mejor.
-Yo soy Lucía Wnorowsky, y hace sólo año y medio que estoy trabajando para la cadena hotelera. Venía de trabajar en operadores mayoristas en Córdoba, de donde soy nativa, donde estuve durante siete años. Cuando me mudé a Buenos Aires (por amor!), tenía la idea de acercarme a la hotelería porque es lo que siempre me llamó la atención y me gustó, y puntualmente a AMResorts que era una cadena que me encantaba vender, tanto que me convertí en una gran fanática, tanto en lo personal como en lo profesional.    
Hoy tengo la suerte de ser la gerente comercial de la cadena y la idea fue siempre trabajar en conjunto con Jennifer para unir el marketing y la creatividad con el soporte comercial. Hacemos un muy buen equipo y nos complementamos a la perfección. 

¿Qué les llamó la atención sobre AMResorts? 
J. B. Primero, el potencial que tenía una cadena que, si bien era joven, siempre se destacó por estar a la vanguardia. Fue la que inventó muchas cosas, como imponer los All Inclusive de Lujo en donde no se usaba pulseritas para distinguir a los huéspedes, lo que para la operatoria era súper innovador. 
También fue la primera cadena que creó el All Inclusive sólo para adultos e implementó muchas otras cosas que luego se convirtieron en standards en los demás hoteles. 
Yo estaba muy metida en todo lo que fuera innovación y creatividad y sentí que éste era el lugar para seguir creciendo. Pero sé que la creatividad por sí sola no funciona sino que hay que tener una pata comercial para asegurarse que toda esa creatividad se traduzca en más ventas y por eso es importante que podamos trabajar en una misma sintonía con Lucía. En la Argentina estaban establecidas otras marcas de hoteles All Inclusive, sobre todo cadenas españolas, y AMResorts era una nueva cadena norteamericana que se hizo su lugar y consiguió crecer pasando de tener cinco, diez hoteles a contar hoy con 50 establecimientos en todo el Caribe y tener una proyección a que alcancemos los 100 para el 2020. 
L.W. Otra de las cosas importantes que a mí me llamó mucho la atención de AMResorts es el hecho de que es una de las poquísimas cadenas que no le pone pulseras a sus huéspedes para identificarlos, todo el servicio es de lujo, eso marca la diferencia. No se trata de hoteles con todo incluido masivos ya que los establecimientos son más compactos y ofrecen un trato más personalizado. De hecho es un modelo de todo incluido que lo hace ideal para aquellos pasajeros a los que no le gusta el concepto del All Inclusive. Algo que tiene AMResorts es que, si bien es una única cadena, tiene distintas marcas para segmentar bien el público al cual apunta cada una de ellas. Es así que tenemos dos marcas sólo para adultos, una de las cuales es más romántica, más dedicada a Lunas de Miel, que se llama Secrets, y luego está Breathless que es más festiva, dinámica, dedicada al entretenimiento de adultos, además de otras cuatro marcas. Es súper novedoso el hecho de segmentar tanto a los pasajeros que van en busca de algo especial para que estén rodeados de quienes van a buscar lo mismo. 

¿Qué buscan estas marcas? ¿A qué estilo de viajero apunta cada marca de hotel?
L.W. AMResorts tiene por un lado Zoëtry Wellness & Spa Resorts, que es nuestra marca 5 estrellas de ultra lujo. Son propiedades boutique de menos de 100 habitaciones. El pasajero ideal es el que busca relajarse, más zen, más holístico, con un trato súper personalizado. 
Después tenemos cuatro de nuestras marcas de 5 estrellas de lujo, dos de ellas sólo para adultos, Secrets Resorts & Spas y Breathless Resorts & Spas. La diferencia es que Secrets es más romántica, así que el pasajero ideal son las parejas, mientras que Breathless es una marca más festiva y más dinámica y apunta a la diversión y entretenimiento de adultos. Todos los espacios que tienen los hoteles están creados, justamente para interactuar, donde hay mesas comunitarias y demás.
Y después tenemos Dreams Resorts & Spas  y Now Resorts & Spas que son propiedades familiares. Dreams tiene mucha fuerza en niños de 9 a 13 años, con un Club de Niños. Y Now le suma a este club de niños, un Club de Adolescentes, de 13 a 17 años.
Por último está la marca Sunscape Resorts & Spa, que es nuestro único cuatro estrellas, que apunta a un pasajero que tiene un presupuesto un poquito más acotado, o que está teniendo su primer contacto con el Caribe.
Nuestra mejor publicidad es que un pasajero vaya a un hotel, lo conozca, porque es realmente un all inclusive de lujo que se despega de lo masivo, y es mucho más personalizado.

¿Cómo recibe la industria a este grupo de mujeres que trabaja en AMResorts, más cuando en turismo abundan los hombres?
J.B. Cuando vamos a hacer capacitaciones a las agencias de viajes, por lo general, hay un mayor número de mujeres. Es cierto, y tal vez tenga que ver con que el turismo tiene hoy muchas herramientas que te permiten trabajar desde casa, o te dan mayor flexibilidad. También hay un porcentaje grande de free lance. 
Por otro lado las mujeres estamos creciendo y ocupando los puestos que tenemos ganas de ocupar. Si bien todavía los cargos directivos, las cúpulas empresarias, siguen siendo puestos masculinos, pero en realidad yo no siento que el género sea algo que nos frene, que nos estigmatice, sino que en el turismo, y en la hotelería, hay muchos puestos para las mujeres y obviamente apuntamos a que haya más. 
L.W. Sí, es verdad. De hecho, turismo es uno de los sectores en donde hay más equidad de género entre hombres y mujeres. Como dice Jennifer, por ahí en las cúpulas está un poco segmentado, pero de todos modos, en turismo y hotelería es súper variado y rico. En ese sentido, hay muchas directoras de ventas mujeres en nuestra cadena, así que nos sentimos identificadas. 

¿Cómo está compuesto el equipo de AMResorts en Argentina?
J.B. El equipo lo conformamos nosotras dos con la parte de operaciones, que también está liderado por una mujer, al igual que Bodas y Grupos y Administración. 
L.W. Somos un equipo no tan pequeño por ser una representación. Nuestro Director General sí es un hombre, es Tomás Barnfather, pero el resto del equipo, somos mujeres. Así que está bueno.
J.B. Algo que va ir pasando, y que vemos ya sucede en algunos operadores, es el cambio generacional también. Nosotros somos una empresa familiar donde mi papá es el Director, pero yo trabajo a la par que él. Que las nuevas generaciones permitan este crecimiento del universo femenino está buenísimo. 

¿Cómo se comporta el mercado argentino?
J.B. Cerramos un 2016 excelente. Cuando empezó había una perspectiva muy negativa, y terminamos superando las expectativas, con un 2017 por suerte mucho más positivo, así que estamos muy contentas y el crecimiento en propiedades se ve acompañado en las ventas, y en nuestra presencia en el mercado. 
L.W. Sí, seguro. Coincido totalmente. Si bien el año pasado fue muy bueno, estamos gratamente sorprendidas por lo que fue la temporada alta de este año, y también por la proyección que tenemos de la Baja. Vemos un comportamiento más parejo. Nuestras propiedades son todos hoteles de 4 y 5 estrellas, pero apuntando siempre al lujo, y el mercado nos reconoce como tal. Estamos sorprendidos porque vemos que el pasajero empezó a viajar con mucha fuerza también en la baja, así que los números y las proyecciones son excelentes. 
J.B. Creo que tener a los operadores y a las agencias de viajes como aliados es fundamental, se va fidelizando la marca. Todo se lo debemos a ellos... a ellas, a todas las vendedoras mujeres (risas).
L.W. La cadena tiene un excelente standard de calidad, entonces lo único que necesitamos para tener un pasajero fidelizado es que conozca una de nuestras propiedades, cuando la conoce, repite la marca en el resto de los destinos. Y la verdad que como tenemos presencia en 22 destinos distintos hay un montón de opciones para esos pasajeros. Eso hace que tengamos el apoyo de los operadores y de todos los pasajeros, justamente por eso, por el standard que manejamos.

Respecto al perfil del turista argentino, ¿qué es lo que elige?
L.W. Es variado. Nosotros podemos segmentar a los pasajeros porque tenemos una marca de hoteles 4 estrellas, otras cuatro que son de 5 estrellas, y una que es 5 estrellas de ultra lujo. Contamos con propiedades que hacen foco en los niños, hasta los 12 años, y otro más multigeneracional con un club de adolescentes, por ejemplo. 
J.B. Nuestro pasajero ideal, es aquel al que no le gusta el formato del all inclusive convencional, pero busca un producto con todo incluido. Es un pasajero que le pone mucha atención al servicio, a la calidad de los alimentos y las bebidas, y pone eso por encima de todo. Son exigentes, muy viajados por lo general. 
Si bien ya nos asociaban a la hotelería de lujo, y eso es una fortaleza en el mercado, ahora podemos ofrecer un producto más masivo, y que está creciendo mucho, que son los Sunscape. Entonces, hoy tenemos pasajeros que buscan una excelente calidad de vacación. 
L.W. La idea es esa, que la cadena no sea excluyente, si bien nuestro fuerte es el lujo, la idea era empezar a focalizarnos en pasajeros que tuvieran un presupuesto más acotado, y por una cuestión de precio, por ahí no nos elegían en primera instancia. Entonces, hoy sí vamos a competir en precio, y realmente somos fuertes en eso. 
J.B. Siempre con propiedades medianas a chicas lo que los hace más personalizados.
L.W. No tiene restricciones, es libre, independientemente de si tienen una primera categoría de habitación, o si tienen una suite presidencial. El servicio hacia los pasajeros es siempre igual. 
J.B. Sentimos que es muy incluyente, porque no importa la categoría de habitación en la que se hospede, uno accede a todos los restaurantes sin reservas, sin restricciones. Tenemos los que son más gay friendly, otros para parejas, inclusive tenemos un hotel que es topless free! Contamos con algo pensado para todos los estilos, y eso es lo que nos hace muy incluyentes. Ojo que también dentro de la oficina tenemos ese perfil. La filosofía de la inclusión va más allá de los hoteles.T enemos un perfil más diverso, de tener en cuenta a todos. 

Con respecto a más allá de Argentina, ¿cuáles son los mercados prioritarios?
J.B. Manejamos Paraguay, Uruguay, Bolivia, y Brasil.
L.W. Estamos divididas para que cada una se haga cargo de uno de los mercados, de modo de que tener la posibilidad de conocer más en profundidad cada uno de ellos.

¿Cómo se comportan?
J.B. Todos, en distintos tiempos y dependiendo de su población, van creciendo. La verdad que la marca hoy tiene muchas propiedades y mucha variedad. Eso la hace atractiva para todos los mercados. 
Hay países como Paraguay o Bolivia, que crecen más en bodas. En Argentina no es tan así, sino más familiar, de Luna de Miel. En Uruguay ocurre algo similar. En Brasil es una mezcla, la población de ahí te permite cubrir todos los aspectos. Pero en general nos está yendo muy bien.

Cuáles son los destinos que AMResorts quiere reforzar?
L.W. Tenemos muchísima fuerza en República Dominicana y en México en general. También en el Pacifico tenemos mucha presencia. Pero otro destino fuerte es Jamaica, donde tenemos cuatro propiedades, y este año estamos inaugurando dos desde cero. Así que para nosotros tener presencia en Montego Bay con seis propiedades es muy interesante. Otro destino que sumamos hace poco es Panamá, en Playa Bonita, y estamos construyendo uno en Playa Blanca. Ambos hoteles están sobre el Océano Pacífico. 
J.B. En Costa Rica también estamos, tenemos dos hoteles en Guanacaste. 
L.W. Después, uno de los destinos más importantes para nosotros es Curazao, que es un destino más exótico y novedoso. Ideal para quien conoce lo básico del Caribe. Ahí tenemos el único All inclusive de la isla que se llama Sunscape Curazao, una propiedad súper fuerte. Así que es uno de los destinos más fuertes para la cadena.

¿Qué le ofrece ese hotel para tentar al pasajero argentino?
J.B. Curazao fue colonia holandesa, o sea que tiene la arquitectura típica con los colores del Caribe, lo que lo hace muy pintoresco. Es un destino de buceo por excelencia, esa combinación europea-caribeña, y esta flora fauna marina. 
L.W. De hecho, el mar es un acuario natural. El buceo y el snorkel son actividades excelentes ya que es uno de los mejores lugares para hacerlos. También tenemos otro destino muy fuerte en Cozumel, lugar de buceo por excelencia. 

Ustedes hacen mucho hincapié en las capacitaciones, ¿qué van a hacer este año?
L.W. La idea es de tener mucho contacto con los operadores, tanto en capacitaciones como en vínculos personales. Obviamente, no sólo en Buenos Aires, sino en Córdoba, Rosario, y todo el interior del país. Nuestra idea es acompañar a nuestros clientes
Otra de las cosas que empezamos a implementar, que nos fue muy bien, fue el hecho de las visitas relámpago a nuestros clientes. Se trata de saludar, de agradecer el apoyo y acompañarlos. Nos funcionó súper bien, y sobre todo desarrolla una de las acciones más importantes para nosotros, que es esta relación también humana. 
J.B. Otro punto que nos ayudó mucho con las capacitaciones y material que usamos, fue que lo diseñamos acá en Argentina, pensado para las necesidades de los vendedores de Argentina, tanto operadores como agentes de viajes, y apuntamos a que interactúen con la marca. Que las capacitaciones no sean pasivas, queremos romper esquemas. Hacemos juegos de preguntas y respuestas, de dardos con mapas. Buscamos que vivencien la experiencia de los hoteles, y eso hace que sean más amenas y ricas.
L.W. Estando al lado de nuestros clientes, tanto el marketing como la venta se complementan con nuestra experiencia personal. Que hayamos encontrado la forma de hacer que las capacitaciones sean distintas, y entendamos las necesidades de los clientes, y les demos una vuelta de rosca con algo más creativo hizo que nuestro trabajo en equipo esté dando mejores resultados.
J.B. El desafío está en mantener esa creatividad, esa renovación constantemente. Porque el público lo exige.