Miércoles, 29 de Marzo de 2017

Miércoles, 29 de Marzo de 2017


Política

¿Revolución en el aire?

Argentina se prepara para un nuevo escenario aerocomercial, pero aún hay puntos para evaluar. Primera parte de una nota extensa en donde se analizarán los hechos más relevantes y sus posibles consecuencias. 

El pasado lunes, se presentó en sociedad el nuevo escenario aerocomercial de la República Argentina. El anuncio lo efectuó el presidente Mauricio Macri en el Salón Blanco de la Casa Rosada; posteriormente, el Plan Aerocomercial fue detallado a la prensa por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich y el titular de Turismo, Gustavo Santos. 
El objetivo del Plan, mencionado por Macri, tiene que ver con hacer óptima la conectividad aérea, además de duplicar el número de pasajeros que viajan en avión en el país, ya que en la actualidad  transitan 10 millones y se esperan 22 para dentro de tres años. De esos 12 millones de pasajeros que se esperan sumar, el presidente remarcó que cuatro millones serán absorbidos de Aerolíneas Argentinas, por lo que se espera un crecimiento de la aerolínea de bandera del 48 por ciento. 
Los otros ocho millones restantes, serán los pasajeros que opten por subir a alguna de las aerolíneas a las que se le concedieron las rutas pedidas en la audiencia que se llevó a cabo en diciembre. “Hemos convocado a una audiencia pública para todas las líneas aéreas que quisieran operar en la Argentina, y con ellas tenemos que cubrir los 8 millones de pasajeros adicionales, manifestó Macri y también resaltó que en abril hay una nueva instancia en donde se podrán presentar otras empresas para solicitar más rutas ya que “la tendencia es conseguir que con los gobernadores e intendentes cada vez más líneas operen en la Argentina”. 
Para esta instancia, entre otras, se presentará Norwegian, una empresa noruega, la cual prepara una promoción para su desembarco en el país: para la ruta Londres- Buenos Aires, por la cual los pasajes costarían entre 400 y 500 dólares ida y vuelta.  Desde el Miinisterio de Transporte afirmaron que “Norwegian está entusiasmada con el mercado y las posibilidades que se abren”. 
Por otro lado, según el Gobierno Nacional, en la Argentina vuelan entre 20 y 25 personas cada 100 habitantes, mientras que en  Brasil y Chile lo hacen 55 de cada 100. Por otro lado, en 15 años la actividad aerocomercial creció sólo un 21 por ciento contra el 180 por ciento que lo hicieron los países vecinos.
“Esto que estamos haciendo va en línea con el desarrollo, con reducir la pobreza y unir a los argentinos. Estas cosas marcan que la Argentina se está poniendo de pie”, señaló el mandatario y agregó: “Esta revolución de la industria aerocomercial y de aviones que vamos a tener en el país posibilitará que en pocos años se multipliquen la cantidad de usuarios que emplearán ese medio de transporte”. 
A su vez, el Jefe de Estado hizo hincapié en que este plan posee tres ejes fundamentales, los cuales son “Potenciar a Aerolíneas Argentinas” a través de una estrategia comercial superadora por la que seguirá siendo líder en el país, aumentando su crecimiento; “Incorporación de nuevas aéreas”, para brindar mayores alternativas de conexión que a su vez complementarán el crecimiento de AR y “Transformación de la estructura y el espacio aéreo”, eje por el cual se va a aumentar la capacidad de los aeropuertos, modernizar instalaciones, equipos y tecnología de navegación aérea. 
Entre los presentes en el anuncio, se encontraban diversos gobernadores y ministros de turismo de las distintas provincias, además de representantes del sector privado. 

Las inversiones
Claro que este nuevo escenario debe contar con un plan de infraestructura que acompañe a las nuevas rutas. Desde el Ministerio de Transporte se anunció que se llevará a cabo un importante plan, cuya inversión será de 22 mil millones de pesos. El mismo incluirá la modernización de la infraestructura en 19 aeropuertos del país, la incorporación de nueva tecnología de navegación aérea, nuevo equipamiento para la operación logística; además de obras complementarias para mejorar la aviación civil. 
A esto hay que sumarle los más de 1000 millones de dólares que invertirán las empresas a las que se le concedieron las nuevas rutas. Desde el Gobierno Nacional, enfatizaron que a su vez, todo este plan generará unos 25 mil puestos de trabajo directo e indirecto en la industria, algo que fortalecerá su política de “Pobreza Cero”, aunque no aclararon cómo van a ser estos puestos ni de qué forma se van a generar. 

¿Cómo quedó el escenario?
Por su parte, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció el otorgamiento de nuevas rutas a Andes Líneas Aéreas, cuya base se encuentra en Salta y Aeroparque; American Jet, con base en Neuquén y Alas del Sur, que tendrá su centro de operaciones en Córdoba. A todas ellas se les otorgó el 100 por ciento de sus pedidos. 
Para llegar a este punto, las aerolíneas debieron cumplir con una serie de requisitos, además de presentar documentación ante la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil). 
Luego del dictamen de la JATA (Junta Asesora del Transporte Aéreo) y la palabra final del Ministerio de Transporte, las aerolíneas tienen que acreditar capacidad operativa y de mantenimiento. 
“En el punto de vista de la parte operativa hay que revisar todos los manuales, como lo requieren las autoridades nacionales en línea con las autoridades internacionales y además tienen que pasar a la etapa en la cual se debe demostrar todo lo que tienen. Por ejemplo, si dicen que hay dos pilotos, deben acreditar la capacidad de los mismos”, explicó a este medio Horacio Preneste, Gerente General  de Andes Líneas Aéreas. Además, las compañías tienen 180 días para acreditar todo esto, si lo hacen, el estado emite el CESA (Certificado Explotador de Servicios Aerocomerciales) con el cual la compañía solicitante puede empezar a volar. 
Es por esta razón que Fly Bondi, la empresa comandada por el suizo Julian Cook  que anunció con bombos y platillos que operaría en el país a muy bajo costo, deberá esperar. La empresa aún no pudo acreditar su capacidad técnica para operar las rutas solicitadas (pidió 99, pero la ANAC le aprobó 78), porque básicamente no tiene aviones para cubrirlas. 
Al respecto, Dietrich alegó que “nadie compra aviones hasta que se conceden rutas”. 
Por otro lado, Fly Bondi también llevaba un escándalo a cuestas porque se la vinculaba al actual vicejefe de Gabinete, Mario Quintana y a un posible conflicto de interés, algo que el titular de Transporte se encargó de desmentir la semana pasada: “Lo que se denuncia es que Mario (Quintana) era socio del Fondo Pegasus, y que una persona que hace siete años trabajaba con él hoy tiene un 0,6 por ciento de acciones en la empresa aerocomercial. Entonces lo que plantean como conflicto de intereses no existe y no existía, porque no hay legislación en ese sentido”. 
Otro dato a tener en cuenta es que la base de operaciones de la aerolínea es El Palomar, un aeropuerto militar que no está preparado para brindar un servicio comercial, por lo que la inversión en infraestructura es más que necesaria. 

¿Qué pasa con Avian?
Otra de las empresas que había recalado en los medios y en la opinión pública, fue Avian aunque el impedimento, por ahora, para empezar a volar, viene por otro lado. 
En marzo del año pasado Macair Jet, una empresa de la familia Macri, puso en venta sus concesiones y comenzó a llamarse “Avian Líneas Aéreas S.A”. Desde ese momento hasta hoy, los rumores están en el aire.  En la audiencia que se llevó a cabo el 27 de diciembre pasado, Avian solicitó 26 rutas para comenzar a operar y la JATA se las otorgó en su totalidad. 
Por otro lado, los diputados nacionales Rodolfo Tailhade y Juan Cabandié, del bloque del FPV, realizaron una denuncia en la que cuestionaron  las posibles contrataciones del Estado Nacional con la “nueva” empresa. Más tarde, el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº1, Jorge Di Lello, activó la acción penal contra Mauricio Macri; el titular del grupo SIDECO, Franco Macri;  el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis; y además del director de Logística de la Presidencia, Carlos Cobas, el titular del grupo de empresas que conforma la línea aérea AVIANCA, Germán Efromovich; el CEO de Avian, Carlos Benjamín Colunga López; el titular de Unidos Air S.A.; Diego Martín Colunga López y el director nacional de Transporte Aéreo, Hernán Gómez.
La causa por la que se los imputa tiene que ver con los delitos de asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias. 
Mientras se llevaba a cabo el anuncio del lunes pasado, Marcos Peña aclaró que suspendía el inicio de operaciones de la empresa hasta que se expida la Oficina Anticorrupción. Por otro lado, negaron que haya un conflicto de intereses.
Además dijo que “el presidente no quiere ningún tipo de duda ni sospecha”. 
Por su parte Avianca Holdings, emitió un comunicado en el que aclara que no es parte de Avianca Argentina: “Ante versiones de prensa que asocian a Avianca Holdings S.A.  con “Avianca Argentina”, la compañía se permite precisar que Avian Líneas Aéreas S.A., comercialmente llamada “Avianca Argentina”, corresponde a una inversión de Synergy Group, en la cual NO PARTICIPA Avianca Holdings S.A.  En esta línea, es importante aclarar que: “Avianca Argentina” NO es, por tanto, subsidiaria, filial, ni parte de Avianca Holdings S.A. Avianca Holdings S.A. y ninguna de sus filiales o subsidiarias tiene rutas al interior de la República Argentina. Sin perjuicio de lo anterior, Avianca S.A. –perteneciente a Avianca Holdings S.A.- mantiene sus vuelos de itinerario Bogotá-Buenos Aires – Bogotá y Lima-Buenos Aires-Lima sin ninguna modificación”, relataron en la emisiva.
Al cierre de esta edición, una nueva polémica apareció en escena ya que Carlos Cobas presentó la renuncia a su cargo. 
Mientras tanto, el escenario se encuentra preparado para que los nuevos jugadores comiencen a operar. ¿Será realmente rentable y efectivo como lo anunciaron?. 

¿De qué hablamos cuando hablamos de “Low Cost”? 
Mucho es lo que se dijo en los medios al respecto, pero pocos se encargaron de aclarar que el nuevo escenario en Argentina no es netamente Low Cost.
El concepto de low cost en una aerolínea tiene que ver con la uniformidad de flota, utilización de aeropuertos alternativos, eliminación de algunos servicios o cobrarlos como extras, tales como elegir asientos, la comida a bordo, el equipaje despachado, uso de los auriculares, etc.  Este modelo lo implementó Southwest en los Estados Unidos y luego pasó a Europa, Asia y otros mercados.  En Argentina la aerolínea que quizás más se asemeje a este modelo, sería Fly Bondi. Aunque si de precios bajos se habla, (su CEO dijo que ellos podrían ofrecer vuelos desde 10 dólares), nunca podrán bajar más allá del precio mínimo establecido por la autoridad competente (Ministerio de Transporte); hasta tanto no se modifiquen las estructuras tarifarias vigentes, por lo que la idea de una low cost “pura” como las que vuelan en otras partes del mundo es un tanto utópica. Por lo menos ante el panorama actual.  

El Sol sale para Flyest
En su discurso, el presidente Macri habló de que la aerolínea comenzaba a operar, aunque sin la certeza de cuáles eran sus rutas, algo que dejó desconcertado a muchos de los presentes. Lo cierto es que Flyest, unirá Santa Fe, Mar del Plata y Rosario; además de Aeroparque con Montevideo. Los jugadores son conocidos para el mercado: Flyest es liderada por quien fue el gerente de SOL líneas Aéreas, Gustavo Cebreiro. Asimismo la “nueva” aerolínea, aprovechará la licencia operativa de la compañía que culminó sus operaciones el año pasado, en medio de un gran conflicto gremial. Para esta ocasión Flyest se enfocará en el mercado regional con una flota de 4 aeronaves modelo CRJ 200 Bombardier y una inversión de 697 millones de pesos. “Esto es parte de la transformación que estamos haciendo para potenciar el transporte aéreo y con él, la conectividad de los argentinos, el desarrollo del turismo y de las economías regionales”, sostuvo Guillermo Dietrich en la presentación del primer avión que se llevó a cabo el martes pasado en Aeroparque.