Martes, 27 de Junio de 2017

Martes, 27 de Junio de 2017


Charlas de Café

José Brillo

Charla de Café con el ministro de Producción y Turismo del Neuquén, quien analiza la actualidad de la provincia.

Días atrás, en el Ministerio de Turismo de la Nación se realizó el lanzamiento de la fecha del Campeonato Mundial de MXGP, que se llevó a cabo en Villa La Angostura entre el 18 y 19 de marzo. ¿Qué representa para la provincia este tipo de iniciativas?
Muchísimo. Se trata de un evento multiplicado de otros eventos, que llama poderosamente la atención de los espectadores a nivel mundial. Por una parte, muestra la oferta que tiene la Argentina en cuanto a turismo, infraestructura y posibilidades, porque llevarlos adelante cuesta mucho, en todos los sentidos. Por otro lado, también le permite mostrar la Ruta de los Siete Lagos, que ha sido recientemente destacada por el medio norteamericano New York Times (NdlR: En 2016, el diario publicó los 52 destinos a los que recomienda viajar entre los que estaba el corredor de los Siete Lagos). 

Evidentemente, este tipo de competiciones, en los que se incluye el Rally Dakar, por ejemplo, es una gran vidriera para la región.
Sí, pero no sólo para región o para el destino puntualmente hablando. Ocurre que nos muestra a los argentinos, en 180 países y a un millón quinientas mil personas, lo que lo convierte en un evento de suma trascendencia. Además, es todo un privilegio: hay que tener en cuenta que se hizo en Qatar, Indonesia y ahora en Neuquén.
Cambiando de tema, la subsecretaría de Turismo de la provincia, depende del ministerio de Producción y Turismo, informó que a Neuquén ingresaron alrededor de 244 millones de pesos en la primera quincena de febrero, en concepto de gastos turísticos. Entrando en la recta final del verano, ¿podríamos arriesgar que ha sido buena temporada?
Sí, así es. Ocurre que es mucha la gente que visita la región cordillerana en verano, y cada vez son más. De hecho, hubo más ocupación en la región que en la Costa Atlántica, lo que habla a las claras de la preferencia que está exhibiendo el turista. Ahora, bien, también es verdad que, a la hora de analizar al visitante, en sus comportamiento y preferencias, notamos que ha sido más que nada un turismo de camping, familiar (con lo que esto implica, en materia de monetaria), de llenar la Ruta de los Siete Lagos. 

Fue más bien gasolero, ¿no?
Claro, no se caracterizó por presentar un alto poder adquisitivo. Sin embargo, ese no es un problema ahora, lo importante es que vengan, que llenen las rutas, que haya mucha gente. Porque eso genera un efecto de contagio que se transmite. Si hay un diferencial, una característica de Villa La Angostura, es que el turista repite, apuesta nuevamente por el destino. Eso dice mucho y nos parece muy bueno.

Para que eso ocurra, es fundamental una buena conexión, sea terrestre o aérea. Hablando sobre esta última, American Jet operará con base en Neuquén y la unirá con ciudades como Rosario, Comodoro Rivadavia, Temuco (Chile), Malargüe, Córdoba, Santa Rosa, Bariloche y Bahía Blanca.
Tal cual, porque ahora no deberíamos tener problemas con los vuelos, por falta de capacidad o cancelación, debido a la oferta que se espera. Vamos a poder ofrecer una conectividad a base de aviones baratos. Pero ojo, no digo que sean de bajo costo, más bien son “económicos”, que no es lo mismo. A esto hay que sumarle que se están refaccionando varios aeropuertos (alrededor de 19), y en nuestro caso, tenemos el de Chapelco, que lo están haciendo a nuevo. Estos, sin dudas, son síntomas de la nueva dimensión que tiene la Argentina.