Domingo, 28 de Mayo de 2017

Domingo, 28 de Mayo de 2017


El País

Fuga de turistas

La CAME estimó que dos de cada tres argentinos eligieron destinos fuera del país durante el fin de semana largo del 24 de marzo. 

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) viene pronosticando, desde hace varios meses, a través de su organismo de Interior y Turismo, que tanto el comercio como el turismo doméstico están siendo golpeados fuertemente por las tentadoras opciones que presentan algunos de nuestros vecinos fronteras afuera. 
Esto se puede notar durante los fines de semana largos y feriados, cuando el turista prefiere movilizarse hacia los países limítrofes como Brasil, Paraguay, Uruguay y, muy especialmente, a Chile, debido a las propuestas económicamente más viables.
Si bien en su reporte sobre la actividad del fin de semana largo por el Día de la Memoria la CAME afirma que “viajaron casi 1 millón de turistas por la Argentina y realizaron un gasto directo de 2.070 millones de pesos en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional”, también emitió un informe complementario en el que muestra gran preocupación por la actividad en las provincias que lindan con los países limítrofes.
“Las ventas fueron muy dispares entre provincias: mientras en algunas ciudades los comercios tuvieron un buen fin de semana, en otros más cercanos a las fronteras con Chile y Paraguay los niveles fueron malos y la afluencia de turistas fue más de paso que de permanencia”, sostienen. 
Al respecto, el secretario de Interior y Turismo de dicha entidad, Gregorio Werchow, explicó a esta revista que “hicimos un relevamiento sobre la cantidad de argentinos que salió del país, fundamentalmente a los países limítrofes, que da aproximadamente dos millones cien mil personas, lo que supone el doble de lo que se movilizó por el interior”.
La cifra brindada por la Confederación empresarial revela que dos de cada tres turistas argentinos prefiere dejar sus dólares en  los países limítrofes a gastarlos dentro del país, datos que podrían ser corroborados o refutados por la ETI (Encuesta de Turismo Internacional) que el INDEC elabora junto al Ministerio de Turismo de la Nación, pero que se publica en forma trimestral.

Ciudades de tránsito
Sin embargo, desde diversas provincias limítrofes confirmaron las apreciaciones de la CAME y resaltaron que muchas de las localidades cercanas a países vecinos pasaron a convertirse, en muchos casos, en ciudades de tránsito. “Hace dos años veíamos un montón de turistas uruguayos que visitaban nuestra provincia, pero ahora es al revés, ya que, debido a la modificación cambiaria de dólares y pesos, se hace más conveniente viajar a Uruguay”, señaló Sebastián Bel, presidente de la Cámara Entrerriana de Turismo.
Asimismo, Bel detalló que “en este último fin de semana largo, pasaron muchísimos turistas, principalmente de Capital y Gran Buenos Aires, hacia Uruguay. Hubo colas en los tres pasos: Colón–Paysandú, Gualeguaychú–Fray Bentos y Concordia–Salto”, fenómeno que atribuyó, principalmente a que, además de la situación cambiaria, hay un incentivo por parte del país hermano para atraer a los turistas: “tanto en lo que es comida como en ropa, comprando con tarjeta de crédito o débito, los uruguayos te devuelven el IVA”.
Mientras tanto, en el otro extremo del país, al pie de la cordillera de los Andes, el presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines (AEHGA) de Mendoza, Marcelo Quercetti, destacó que, si bien la ocupación hotelera durante el fin de semana del 24 de marzo fue de un 60% y la calificó como positiva, “el fenómeno Chile siempre está, y se ha vuelto muy conveniente para todos ir a comprar allá”. En ese sentido, graficó que el comercio local se ve afectado ya que “una prenda de vestir que acá sale 1000 pesos allá sale 300, entonces la diferencia es mucha, aunque al comprar en el exterior no se pueda acceder al pago en cuotas.” Este fenómeno se tradujo en el último tiempo, según información de la CAME, en casi 400 comercios mendocinos que debieron cerrar sus persianas. 

Comercios flojos
De acuerdo al informe presentado por la entidad empresarial, el problema comercial en la provincia cuyana no es producto de una casualidad, ya que, según afirma, “hubo hasta 5 horas de espera para cruzar la Cordillera” debido a que la competencia de precios en artículos electrónicos y en ropa de marcas que no están presentes en la Argentina es feroz, al punto de que, sumado a los precios competitivos por el cambio favorable de divisas, los comerciantes chilenos brindaron “descuentos de hasta un 30% para los turistas de nuestro país que presentaran DNI con domicilo en Argentina”.
Situación similar se vive en Formosa, donde se cruza hacia las localidades fronterizas paraguayas de Alberdi, Puerto Elsa y Pilar “en donde los precios tienen un valor de entre 20% y 50% menos que en los comercios locales. Y en Misiones, unos 50 buses diarios pasaron a países limítrofes para realizar tours de compras como sucede todos los feriados”, recalcaron. 
“Nosotros consideramos que los argentinos gastaron no menos de 5 mil a 6 mil millones de pesos en este fin de semana largo en el exterior. Aproximadamente unos 400 millones de dólares”, sentenció Werchow, y agregó que esto se debe a que “el que viaja afuera lleva un poco más de dinero para gastar que el que se queda dentro del país, porque tienen una alta incidencia las compras”.
Asimismo, en consonancia con Bel, Werchow sostiene que esta situación dejó de ser una problemática del orden turístico “porque el movimiento fue muy bueno, pero el problema es que mientras que uno ha quedado acá, dos han ido afuera” y el gran problema es que si bien hay controles legales, el Estado no los ejecuta. 

Proponen devolver el IVA al turista interno
Entre todo el abanico de opciones e iniciativas propuestas por diversas organizaciones y entidades para hacer frente a la gran cantidad de turistas que eligen el exterior en lugar de destinos internos, la Fundación Mediterránea realizó un informe a través de su Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), en el que destacó que en el primer bimestre del año se fugaron al exterior 2.163 millones de dólares por turismo y compras con tarjeta de crédito, lo que equivale a un aumento del 40% respecto al mismo período del año pasado y un 75% más que 2015.
“Por cada 2 turistas extranjeros que ingresaron al país, salieron 3 residentes. A su vez, el drenaje de divisas por turismo y compras con tarjetas en el exterior resultó de alrededor de 8.500 millones de dólares el año pasado”, señala el IERAL y expresa que la manera de afrontar este problema es “incentivar el turismo interno, a través de beneficios impositivos que a su vez colaborarían en una mayor formalización de las actividades turísticas”. 
La propuesta supone “la devolución de los impuestos implícitamente pagados en las compras por residentes argentinos que realizan turismo en el país, a través de una deducción o un pago a cuenta en el impuesto a las ganancias del propio turista” y asegura que esta iniciativa “generará turismo interno adicional, favorecerá la adquisición de bienes y servicios en negocios formales y que utilicen medios electrónicos de pago, estimulará un mayor nivel de cumplimiento tributario en personas físicas y logrará los objetivos buscados minimizando el impacto fiscal”.