Viernes, 26 de Mayo de 2017

Viernes, 26 de Mayo de 2017


Actualidad

Cómo llegar a cero

Aerolíneas Argentinas desarrolló un plan de diez puntos para llegar a déficit cero en 2019.

Hace una semana, se dio a conocer que el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Aqua, repartió entre sus principales ejecutivos un plan de diez puntos con los que la empresa debería llegar déficit cero para el año 2019.
Además, este año la compañía recibirá 170 millones de dólares de subsidios del Tesoro Nacional, aunque esta cifra es una de las más bajas que se otorgaron en los últimos años. Sin ir más lejos, es un 50 por ciento menos que en 2016.
Para buscar el objetivo del famoso déficit cero, el presidente Mauricio Macri convocó a Isela Costantini, a quién le encomendó reducir el pedido de ayuda por parte del Estado, algo que le criticaron al ex CEO Mariano Recalde, ya que, según afirmaron, en su gestión (desde el 2009 al 2015) AR le costó al Estado 678 millones de dólares por año. Es decir, casi dos millones de dólares por día.
Luego de la salida de Isela, asumió Dell’Acqua quien posee una buena relación con Dietrich, un dato no menor, puesto que se rumoreó que la relación de Costantini con el ministro de Transporte no era la mejor.
Dell’Acqua tiene un plan con dos pilares fundamentales: el principal es el ya mencionado déficit cero; mientras que el segundo pasa por conseguir el crecimiento de la empresa, y no con un ajuste.
Según trascendió, el presidente de la compañía alegó que despedir personal no está en sus planes, aunque AR supera el capital humano respecto a otras empresas. “No podríamos dormir si dejamos gente en la calle”, subrayó. 

Los cinco puntos principales
En principio, según consigna el portal Infobae, el objetivo al que apunta la empresa estatal es seguir aumentando la cantidad de pasajeros transportados. Si bien durante el primer trimestre de 2017 la cifra de viajeros aumentó 6,5 por ciento en relación al mismo período del año pasado, lo que dio una suma de 3,26 millones de usuarios, el objetivo es mantener estas cifras de expansión ya que es la mejor forma para evitar la ayuda estatal. Los números también indican que en los fines de semana largos la cifra de pasajeros se incrementó. Por ejemplo, Semana Santa fue récord histórico para Aerolíneas en la cantidad de pasajeros transportados, al tocarse un pico de 41.000.
El segundo aspecto, que quiere fortalecer la aerolínea de bandera es incrementar, el “factor de ocupación”, y desde el año pasado en el que el promedio fue de 79 por ciento, la primera parte de 2017 mostró que, actualmente, este número pasó al 82 por ciento. Para optimizar este factor se deberá buscar todo tipo de estrategias que haga que incluso las rutas menos demandadas partan con aviones llenos.
La puntualidad es el tercer aspecto que se quiere recalcar y fue por eso que en marzo, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, lanzó un índice de cumplimiento horario para empresas aéreas regulares y destacó a Aerolíneas Argentinas como la de mayor puntualidad en vuelos de cabotaje, seguida por Austral y LATAM, mientras que en vuelos internacionales, la más puntual es TAM Mercosur. Este punto viene como premisa desde la gestión de Mariano Recalde, con mejoras constantes, que en esta ocasión la ubicó con un índice de 95% de puntualidad en vuelos de cabotaje, mientras que el número por vuelos internacionales alcanza el 92%
El cuarto punto destacado por las autoridades de la empresa es la incorporación de nuevos aviones. Se espera que en el segundo semestre se pongan en funcionamiento cuatro nuevas aeronaves Boeing 800 que llegaron vía leasing y están siendo acondicionados. Así se podrá incrementar la frecuencia en vuelos regionales y apuntar al Caribe, por ejemplo Punta Cana, uno de los destinos con más demanda. Luego se irán reemplazando algunos aviones más viejos de la flota Airbus que viaja fundamentalmente a Europa. La flota pasará este año de 78 a 82 aviones operativos.
También se está poniendo énfasis en el análisis de la marcha de la venta de pasajes, por parte de un equipo de actuarios, una incorporación hecha por Dell’Acqua. Estos analizan la venta de los boletos y la estacionalidad, de forma que obtienen “algoritmos” que determinan los precios de los tickets y de qué manera mover los precios para que los aviones salgan llenos, maximizando la recaudación.

Más mandamientos
El punto número seis (llevar adelante una política de cooperación con los competidores) tiene que ver con las lowcost, como Fly Bondi o Andes, ya que no son percibidas como una amenaza por la empresa estatal. De hecho, explicó el CEO de AR, estas aerolíneas permitirán, gracias a sus rutas, darle todavía más seguridad a la gente respecto a la oferta que existe para llegar a distintos destinos del país.
“Es muy importante que el pasajero tenga la certeza que podría ir y volver al lugar elegido en los tiempos planificados. Porque de lo contrario no viaja”, explica el presidente de la empresa en la misiva. De esta forma, el lema que se aplicaría, al igual que lo que sucede en otros países, sería “competencia y cooperación”.
El siguiente punto (aumentar la conectividad dentro del país) tiene como eje a Córdoba, ya que la provincia comenzó a funcionar como un “hub”. Actualmente, recibe 65 vuelos semanales. El objetivo, trascendió, es que cualquier pasajero que quiera conectar dentro del país sin pasar por Buenos Aires lo pueda hacer a través de esta provincia, con una espera que no supere las dos horas en promedio.
En el octavo ítem (incremento de frecuencia para vuelos regionales e internacionales), se plantea que la ruta a Roma, envuelta en una polémica en 2016, tendrá un rol preponderante, puesto que mejorará la frecuencia a partir de la incorporación de un nuevo vuelo en cada uno de los próximos tres meses, y alcanzar así una frecuencia de un vuelo diario a partir de julio. Habrá, asimismo, más vuelos a Santiago de Chile, San Pablo, Santa Cruz de la Sierra y el balneario uruguayo de Punta del Este.
No obstante, el noveno punto (fuerte incremento de la oferta para los vuelos en vacaciones de invierno) fue destacado en un reciente anuncio. Se reforzarán los viajes a Bariloche, Ushuaia, San Martín de los Andes, Salta, Jujuy e Iguazú. Serán vuelos que saldrán desde Buenos Aires pero también desde otros puntos de la Argentina.
Por último, pero no por eso menos importante, el décimo mandamiento (mejor entretenimiento a bordo), puede que no sea lo más trascendental de todo el plan, pero es un tópico siempre bien valorado por los clientes. Es así que se incorporará una selección de 60 películas y 150 series. Mientras que el contenido de PakaPaka o la Tv Pública, clásicos en la oferta de AR, seguirán como siempre. 

De estreno
Aerolíneas Argentinas incorporó un nuevo B-737/800 como parte de su plan de renovación de flota, sumando así 42 aeronaves Boeing en sus versiones 700 y 800, para operar vuelos de cabotaje y regionales.
La flamante aeronave arribó a Ezeiza directamente desde la fábrica Boeing, en Seattle, Estados Unidos, y ya fue programada para operaciones comerciales. “El ingreso de esta nueva aeronave permitirá cumplir con las expectativas que tenemos para los próximos meses, ya que sumamos 170 plazas más por vuelo”, dijo Diego García, director Comercial de la empresa.
Por otra parte, y en el marco de renovación y ampliación de su flota, AR comenzará a recibir en noviembre y diciembre los nuevos B-737 MAX 8. De esta manera, la aerolínea de bandera será la primera de América Latina en volar dicho modelo, una aeronave de última generación mucho más moderna y eficiente, que permitirá ofrecer un mejor servicio a los pasajeros.