Martes, 25 de Julio de 2017

Martes, 25 de Julio de 2017


El Mundo

Señores pasajeros, les habla el rey

El rey de Holanda, Guillermo Alejandro, mantuvo oculta una pasión durante 21 años. Recién hoy se supo luego de que confesara al diario holandés De Telegraaf que, dos veces por semana, se sube a un avión de la empresa de bandera KLM para navegar como copiloto de alguno de sus vuelos comerciales.

Guillermo de Orange es piloto militar en el 334 escuadrón de transporte del Ejército del Aire holandés y coronel de la Fuerza Aérea. Pilotó durante estos años la flota de Fokker 70 de KLM, que está por pasar a retiro para ser reemplazada totalmente por Boeings 737, por lo que deberá hacer un curso para seguir llevando a cabo su hobby.

"Es una afición en la que debo concentrarme por completo. Los mandos del avión, la tripulación y los pasajeros, son una gran responsabilidad. Tus problemas no caben en la cabina. Toda tu atención está en el vuelo, y eso para mí es lo más relajante", afirmó el marido de Máxima Zorreguieta. Además, aseguró que raramente es reconocido cuando lleva su uniforme de piloto.