Miércoles, 26 de Julio de 2017

Miércoles, 26 de Julio de 2017


Política

FEHGRA apoya el impuesto a plataformas

Luego de que el titular de la AFIP, Alberto Abad, asegurara que el Gobierno tiene la intención de cobrarles impuestos a las plataformas digitales de servicios que operan desde el exterior, como Netflix, Spotify y Airbnb, entre muchas otras, FEHGRA emitió un comunicado en el que aseguró que “valoramos y apoyamos la decisión del Gobierno Nacional de regular impositivamente la operatoria de las distintas plataformas digitales de servicios, entre las que se mencionan aquellas que ofrecen alojamiento turístico”.

El funcionario había puesto como ejemplo que se podría utilizar a las tarjetas de crédito como agentes de retención: “Todos pagan Netflix a través de una tarjeta. Entonces, cuando se hace el pago, la tarjeta va a ser el agente de retención que va a retener un porcentaje del pago y ese va a ser el impuesto”.

En ese sentido FEHGRA expresó que “en la actualidad, las plataformas son el medio esencial a través del cual se potencia la oferta de alojamientos turísticos informales, por fuera de las leyes que regulan la actividad y de los controles correspondientes, eludiendo totalmente la posición ante el fisco” y agregó que “no todas las plataformas digitales que ofrecen alojamiento en nuestro país operan dentro un formato legal. Asimismo fomentan la oferta informal y, por ende, la falta de seguridad del consumidor en un sentido amplio, tanto a nivel de su integridad física durante la estadía como al momento de gestionar la contratación o ante la inexistencia de un responsable dispuesto en todo momento a tratar posibles inconvenientes, entre otras variables, lesionando incluso la imagen de los destinos de la Argentina en un momento en que el país intenta recuperar prestigio y credibilidad en los mercados internacionales”.
 
“FEHGRA, que representa a toda la actividad hotelera y gastronómica del país, con más de 50.000 establecimientos gastronómicos y hoteleros nucleados en 63 Filiales, promueve la libre competencia y reconoce la utilización de nuevas modalidades de consumo de alojamiento y gastronomía, siempre y cuando se respeten las condiciones legales de cada país y no se ejercite una competencia desleal”, concluye la organización.